Contrariamente a lo que se piensa generalmente NO siempre se tiene derecho a una indemnización tras sufrir un accidente de tráfico por parte de la aseguradora del otro (u otros) vehículos intervinientes en el siniestro. Hay un error extendido que consiste en pensar que siempre que hay un accidente con lesiones la víctima percibe una indemnización porque se cobra de la aseguradora del contrario o se cobra de la propia. Este error generalizado para accidentes con lesiones, sin embargo, no es común en siniestros con únicamente daños materiales en el que prácticamente todo el mundo sabe que sólo se tiene derecho a la reparación del daño si no se es el responsable del siniestro.

Para que surja el derecho a ser indemnizado por los daños y perjuicios sufridos en un accidente de tráfico se tienen que dar una serie de circunstancias.